Edición No. 1240. Quibdó, noviembre 1 a 7 de 2019

Mausoleo en Bojayá recibirá los cuerpos de la masacre de 2002

Los cuerpos fueron exhuma dos en mayo de 2017 para lograr su identificación.

Más de 78 personas fueron asesinadas en medio de un enfrentamiento armado entre el Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia y miembros de las Farc pertenecientes a los frentes 5, 34 y 57 del Bloque Móvil José María Córdova, cuando una pipeta estalló en el centro de la iglesia católica de Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, donde se resguardaba la población civil.

Después de 17 años de la masacre, el Estado logró la identificación de los cuerpos y acordó con la comunidad llevar a cabo un acto solemne de dignificación a sus muertos.

En el año 2015 se analizó la documentación y se estableció que el trabajo de exhumación en el año 2002 fue realizado de manera responsable. También se determinó que la gran mayoría de las víctimas se encontraban identificadas a través de cotejo de ADN, inclusive su fallecimiento fue registrado ante la Notaría Única de Bojayá por la Fiscalía de Derechos Humanos de la época.

Se planteó entonces la propuesta de que las exhumaciones se realizaran solo con fines de entrega digna y reubicación de restos óseos en el monumento (mausoleo).

Como resultado del proceso de identificación se efectuará la entrega de 78 cuerpos plenamente identificados, entrega simbólica de 2 cuerpos que no fueron hallados, una fosa llamada 75 que corresponde a restos misceláneos que no pudieron ser asociados a los otros cuerpos identificados, un cuerpo no identificado de un menor de edad aproximada entre 4 y 8 años, 9 bebés que murieron en el vientre de sus madres y 8 víctimas que continúan desaparecidas.

En total se entregarán 99 cofres que se inhumarán en un mausoleo construido por el Ministerio de Interior y de Justicia en la comunidad de Bojayá.