Edición No. 1242. Quibdó, noviembre 15 a 21 de 2019

Editorial

Jairo Varela sigue vivo

El pasado 18 de octubre salió al público en la Feria del Libro en Cali la novela ‘El amanecer de los pájaros’, escrita por Jairo Varela Martínez, basada en recuerdos de su infancia y donde denuncia la tragedia del desplazamiento en el Chocó.

La semana pasada se cerró el Festival Detonante en Quibdó con un vibrante concierto del Grupo Niche donde el pueblo coreó de nuevo con alegría las canciones creadas por Jairo Varela. Y el 9 de diciembre se celebra el nacimiento hace setenta años de Jairo Varela.

Estos tres hechos confirman que los hombres que se vinculan al pueblo e interpretan sus vivencias, se agigantan después de su muerte.

Jairo Varela Martínez nació en Quibdó el 9 de diciembre de 1949, en el hogar formado por el comerciante antioqueño Pedro Antonio Varela Restrepo y la escritora y poetisa chocoana Teresa de Jesús Martínez Arce.

A sus treinta años, arrancó desde cero en Bogotá, sin un centavo pero con las únicas e in-vencibles armas de su talento, férrea disciplina y trabajo duro.

En ese año grabó ‘Al pasito’, una nueva alternativa salsera. Luego tomó a Cali como base y grabó más de un centenar de canciones que superaron el récord de ventas con más de 20 millones de copias en el mundo de habla hispana y en Europa, Estados Unidos y el Oriente, y donde se destacaron grandes éxitos musicales como Cali Pachanguero, Mi mamá me ha dicho, Buenaventura y Caney, Atrateño, Del puente para allá, Gotas de lluvia, Como podré disimular, Ana Milé, Un Alto en el camino, La magia de tus besos, Hagamos lo que diga el corazón, Una Aventura, Mi Pueblo Natal, Eres, Etnia, La Magia de tus besos, Un día después, Sin sentimiento, Cómo arrancarte una sonrisa.

Varela, exteriorizando en la música sus más profundas raíces y vivencias, cantándole al Atrato, a su pueblo natal, a la problemática social, al amor, logró darle a la salsa colombiana un sabor internacional convirtiéndose en leyenda y estrella mundial de la música.

Más de cien países visitados, 1.756 presentaciones en Estados Unidos, 17 de ellas en el Madison Square Garden, ovación delirante de más de un millón de personas en el Campo de Marte en el Perú, Varela y su grupo Niche se pasearon por los más grandes escenarios y representaron a Colombia en infinidad de espectáculos: Carnaval de la Calle Ocho en Miami, Festivales de la Salsa de Ralph Mercado en Nueva York. En Japón sus conciertos fueron una locura colectiva.

Niche ha sido triunfador y constante animador del Carnaval de Barranquilla, Feria de Cali, Feria de Manizales, Carnavales de Blancos y Negros en Nariño, en el Reinado del Bambuco en Neiva, en el Reinado Nacional de la Belleza de Cartagena, en las Fiestas del Petróleo en Barrancabermeja.

El 27 de diciembre de 1996, en el marco del Superconcierto de la Feria de Cali, ante más de 30.000 personas, el nombre de Jairo Varela fue ovacionado incansablemente, hecho que lo hizo poner de rodillas y llorar de emoción.

Batallar sin descanso, no tirar la toalla ante las adversidades, ser auténtico, defender con orgullo la aldea natal, aprender de lo ajeno, elevaron a un joven que dormía sin cobijas en el frío piso bogotano a la primera fila del estrellato mundial de la música salsa.

El Chocó entero, aun después de su desaparición física, ama al maestro y compositor Jairo Varela. Que en los setenta años del nacimiento de este genio musical se escuchen en todo el Chocó y en toda Colombia sus hermosas canciones.