Edición No. 1243. Quibdó, noviembre 22 a 28 de 2019

¿Qué sabe usted del Chocó?

Por Edgar Hidalgo T.

¿Qué sabe usted sobre la antigua

iglesia parroquial de madera de Quibdó?

Los Padres Capuchinos, con la fundación de su misión el 11 de diciembre de 1892, encontraron en un estado lamentable la iglesia de Quibdó. La dotaron con varias imágenes, entre ellas la de San Francisco Extático.

Al llegar los Claretianos en 1908 “hermoseamos la parroquia con un lindo altar gótico, todo dorado, traído de Barcelona, y cuyo costo fue de $4.600 oro. De la misma capital catalana trajimos el hermosísimo grupo del Corazón de María, sobre nubes de plata, rodeada de ángeles y querubines, quizás el mejor de Colombia”.

La iglesia parroquial de Quibdó era de madera, tenía cinco altares, tres de ellos fabricados en Quibdó.

Poseía tres naves, 5 imágenes y 16 campanas. Sus dimensiones eran de 50 m por 17 m de ancho.

El Padre Juan Gil le colocó 12 vidrieras de color con símbolos de la Virgen y de santos, variedad de esculturas, la Virgen del Rosario, alfombras, candelabros, ornamentos sacerdotales y un mediófono órgano. Además contaba con una urna sepulcral para la procesión del Santo Sepulcro, fabricada en Quibdó.

Los claretianos ensancharon las naves, construyeron la cúpula y el crucero, con su grandiosa torres de 50 metros de elevación, toda ella de madera y forrada de zinc, donde están colocadas seis campanas, dos de ellas con más de 80 arrobas y un reloj con cuatro esferas, de tres metros de diámetro.

Esta iglesia tuvo muchos problemas de comején, sufrió varios incendios y remodelaciones y fue demolida en 1947.