Chocó 7 días

EDITORIAL

Otra propuesta discriminatoria

En los últimos días varios funcionarios del gobierno nacional desempolvaron una vieja propuesta elaborada por el Fondo Monetario Internacional, FMI: salario mínimo regional relacionado con el producto interno bruto per cápita de cada departamento.

En concreto, el director de Planeación Nacional, Esteban Piedrahíta, dijo: "El salario mínimo en el Chocó es relativamente alto. La idea es revisar que haya diferenciación por regiones o ciudades. ¿Por qué no pensar en un salario mínimo para Bogotá que tiene el mismo ingreso per cápita que Uruguay, y otro para un departamento como Chocó que tiene un ingreso per cápita como Bolivia?".

El Producto Interno Bruto, PIB, per cápita es el resultado de dividir el valor total de la producción corriente de bienes y servicios dentro de un territorio durante un cierto período de tiempo, por el dato de la población total.

Las estadísticas oficiales indican que el Chocó permanece desde 1975 hasta hoy en la última posición del escalafón nacional en términos de PIB per cápita. El PIB per cápita del Chocó apenas llega a la tercera parte del promedio nacional.

¡O sea que el gobierno nacional está proponiendo nada más ni nada menos que el salario mínimo en el Chocó sea la tercera parte del salario mínimo de Bogotá o de Antioquia! El salario mínimo nacional del año 2010 apenas fue incrementado en un 3,64 por ciento, está en miserables 515.000 pesos, y ahora el gobierno nacional propone que en el Chocó se establezca un salario mínimo correspondiente a su PIB per cápita, es decir, equivalente a la tercera parte del nacional, o sea unos 171.000 pesos. Léase bien, 171.000 pesos mensuales de salario mínimo para el Chocó.

La última monstruosidad del gobierno de Uribe. Luego de casi ocho años de mandato, y recién conocidas las cifras de las astronómicas ganancias en 2009 de las multinacionales y del capital financiero, pone a rodar la idea de un salario mínimo regional relacionado con el PIB per cápita.

Esta propuesta neoliberal y perversa implicaría aumentar la brecha entre las regiones, perpetuar la diferenciación, la desigualdad, la injusticia y la discriminación y el rezago de las regiones más pobres,.

"El salario mínimo tiene una función distributiva y de mejorar el ingreso, pero si se diferencia por regiones, aumenta la brecha entre ciudades ricas y pobres. Los pobres van a tener salarios de pobres y por ello van a seguir siéndolo y eso no tiene sentido", dice Jorge Iván González, director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional.

"Con 29 millones de pobres, 8 millones de desplazados y una informalidad del 65 por ciento, cómo se nos va a ocurrir discutir un salario por regiones", señaló Tarcisio Mora, presidente de la Central Unitario de Trabajadores, CUT.

En forma engañosa, los funcionarios del gobierno nacional colocan a Canadá y China como ejemplos de naciones que han implementado el salario mínimo diferenciado por regiones. Lo que ocultan es que en ambos casos se ha promovido esta práctica, no en concordancia con el PIB per cápita de las regiones, sino en relación inversa. Allí existen salarios mínimos mayores en las regiones atrasadas o con baja densidad poblacional, para promover el desarrollo y la migración hacia esos territorios. De ser este el caso, y contrario a la propuesta uribista, deberían promoverse mejores condiciones salariales en el Chocó, lo que redundaría en mayor eficiencia, menor corrupción, aumento de la demanda y promoción de la producción. No hay que olvidar que en el Chocó el costo de los combustibles y de la canasta familiar es altísimo, lo mismo que los índices de necesidades básicas insatisfechas.

El gobierno nacional desconoce que la remuneración básica está relacionada con un mínimo de ingresos que se requiere para subsistir, parámetro que depende de la naturaleza misma del ser humano y que no tiene diferencias sustanciales de una región a otra.

En el mandato de Uribe han crecido la pobreza y la indigencia en el Chocó, el desempleo es generalizado y acabar o reducir el salario mínimo implicaría degradar y envilecer aún más a la población.

   

© 2010 Choco7dias http://www.choco7dias.com

Webmaster: framomo@hotmail.com