Chocó 7 días

EDITORIAL

Por los niños del Chocó

El noticiero CM& inició el 23 de enero una campaña denominada ‘Por los Niños del Chocó’ donde denuncia el grave problema de la desnutrición infantil, tema analizado y denunciado en forma recurrente por este semanario desde su misma fundación.

El panorama de la desnutrición en el Chocó es aterrador. Según las estadísticas oficiales, entre ellas la Encuesta Nacional de Situación Nutricional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en el Chocó el porcentaje de desnutrición global duplica el promedio nacional y la prevalencia de la desnutrición infantil está 2.6 puntos por encima del promedio nacional. De un total de 80.000 niños menores de cinco años, 12.000 niños padecen graves problemas de desnutrición, la mayoría hijos de madres solteras o de madres menores de 15 años.

Y de ellos 9.000 son indígenas, lo que corrobora que las comunidades embera, wounaan y tule se extinguen literalmente por hambre y enfermedades, como la tuberculosis. Es tan precaria la atención estatal que de 65.000 indígenas chocoanos, 20.000 son menores de cinco años y solo 2.000 de ellos son cuidados en Centros de Recuperación Alimentaria. Lo que quiere decir que 18.000 niños indígenas chocoanos agonizan en difíciles condiciones de inanición.

La desnutrición conduce a la muerte y por ello el Chocó posee la más alta tasa de mortalidad infantil de Colombia, (34 por mil) para menores de un año. En el Chocó la mortalidad materna es cinco veces superior que la de Bogotá y cerca de cuatro veces el promedio nacional.

El problema de la desnutrición infantil está entrelazado con la situación de pobreza y miseria de la población. Con políticas degradantes y limosneras como ‘Familias en Acción’ o ‘Familias Guardabosques’ no tiene solución; al contrario, se profundiza,.

Si sus padres son lanzados al desempleo por la liquidación o privatización de las entidades estatales, o por la competencia desleal de inequitativos tratados comerciales, aumenta la desnutrición de los niños. Si se degradan los salarios o las pensiones, si se privatizan la salud y la educación, si continúa el lucro de las EPS, crece la desnutrición en los niños.

Si se persigue a los pequeños mineros para entregar los recursos del Chocó a las multinacionales, incautándoles los equipos y prohibiendo su actividad, se dispara la desnutrición en los niños.

Si se carece de servicios públicos, en especial de agua potable, o se privatizan los existentes y se elevan arbitrariamente las tarifas, más niños se acuestan con hambre.

Si continúa la ejecución de ‘Planes Nacionales de Desarrollo’ que sólo otorgan beneficios y ganancias a los grandes banqueros y al capital extranjero, seguirá el tormento para los niños del Chocó, en especial para los niños indígenas, y continuará como letra muerta el artículo 44 de la Constitución Nacional sobre derechos fundamentales de los niños.

Si sigue la contratación a término fijo, a través de las mal llamadas Cooperativas de Trabajo Asociado, con la carencia de prestaciones sociales, los niños seguirán desnutridos y seguirán muriendo.

Si todo el sistema político, económico y social persiste en la profundización de la inequidad y la desigualdad, se agudizará la descomposición familiar, la delincuencia, y seguiremos aterrados llorando la muerte brutal de niños recicladores en las calles, ahogados en las poblaciones inundadas por falta de dragado o por imprevisión oficial.

Si persisten los robos al erario público, la venalidad de los jueces y la impunidad, se elevará aún más la desnutrición de los niños.

Si se atenta contra el ICBF, reduciendo los parafiscales o privatizando sus servicios, se atenta contra los niños. Si se lesiona a los educadores, no pagando sus salarios o con traslados arbitrarios, se atenta contra los niños.

Si bajo la engañifa del "pulmón del mundo" o las mentiras seudoamientales se siguen aplastando las actividades productivas en el Chocó, en especial las agrícolas, pesqueras, forestales y mineras, se incrementará la inseguridad alimentaria y el hambre de los niños.

Como se ve, la problemática de la desnutrición infantil no es aislada ni requiere mirada paternalista, idealista o limosnera. Está concatenada a todo el engranaje social y su solución solo llegará con una solución estructural.

   

© 2012 Choco7dias http://www.choco7dias.com

Webmaster: framomo@hotmail.com